The Conrad Group

The Conrad Group’s William Nobrega speaks to El Nuevo Herald about the debt crisis in Washington

The article originally appeared in the Wall Street Journal.

Hipotecas y préstamos más altos pueden encarecer la vida

By Douglas Hanks

Mientras Barry Johnson se codeaba el martes con líderes de los negocios antes de una sesión sobre las finanzas locales, el presidente de la Cámara de Comercio del Gran Miami chocó una y otra vez con lo que él llamó “el elefante en la sala de estar”: el temor de que Washington pudiera dejar de pagar sus cuentas.

“Hubo cierta ansiedad, mientras la gente ve que las conversaciones continúan y que ninguna de las dos partes cede un ápice”, dijo Johnson, quien se reunió con unos 40 líderes empresariales en el Ayuntamiento para un encuentro con el alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez. “Es el temor de lo desconocido: qué es lo que significaría si de hecho no se llega a un acuerdo esta semana”.

Esa es la pregunta que se hacen todos en Washington, pero que también se cierne sobre la economía del sur de la Florida mientras propietarios de negocios, analistas y líderes electos sopesan dos alternativas que antes parecían inconcebibles.

¿Se vera obligado Washington a parar de enviar cheques si los republicanos y los demócratas no se ponen de acuerdo sobre cómo aumentar la autoridad del Tesoro para tomar prestado? Incluso si se llegara a un acuerdo, ¿llevará el impasse y la falta de una solución a largo plazo a que las agencias de crédito bajen el puntaje a la deuda de EEUU por primera vez en la historia?

Cualquiera de estas dos alternativas daría un duro choque a la frágil economía del sur de la Florida, aunque las consecuencias exactas no están claras. Pero las posibilidades se centraron alrededor de cuatro temas principales:

• Costos más altos para pedir prestado: Las tasas de las hipotecas de vivienda tienden a subir y bajar con el interés que Washington paga sobre pagarés llamados letras o títulos del Tesoro. Si la deuda de Washington baja de puntuación, podría verse obligado a pagar más interés para poder vender sus letras del Tesoro, lo cual a su vez aumentaría el costo de los préstamos al consumidor.

Y no se trata sólo de las hipotecas. Si Washington se ve forzado a pagar una tasa de interés más alta en su deuda, los analistas esperan que los bancos y las compañías de tarjetas de crédito también cobren más por prestar.

• Cortes al crédito de gobiernos locales: Moody’s decidirá esta semana si el excelente puntaje de crédito del Condado Broward, conocido como “Aaa’’, está en peligro a causa de la crisis de la deuda de Washingtons.

Debido a que es inusual que los gobiernos locales tengan mejores calificaciones de deuda que el gobierno nacional, Moody está revisando toda la deuda calificada de AAA en Estados Unidos para ver quién corre más riesgo de perder puntaje si Estados Unidos pierde su codiciado puntaje de Aaa, dijo David Jacobson, portavoz de Moody’s.

• Impulso a monedas extranjeras: Miami cuenta generalmente con cierta protección contra las malas noticias en la economía de EEUU, debido a su exposición a los dólares extranjeros. Y, si la deuda de Estados Unidos resultara degradada como de segunda, los inversionistas se surtirán de divisas extranjeras fuertes, incluyendo el real brasileño, dijo William Nobrega, socio gerente de The Conrad Group en Miami. Eso será provocado en parte por una liquidación de acciones en Wall Street, dijo.

El real “está considerado una moneda segura”, dijo Nobrega, quien sirve de asesor de fondos de inversiones, principalmente en Asia. “Es seguro que lo verán subir si nos bajan la puntuación de crédito”.

• Economía inestable: A medida que se acerca la fecha tope del 2 de agosto para implementar un acuerdo con respecto a la deuda, la ansiedad de que no se llegue a acuerdo alguno podría perder control.

To  view the original article, please click here.

TAGS: None

© 2011 The Conrad Group | Site Map | Privacy Policy | Terms of Use